viernes, abril 24, 2009

Alas


─¡He recuperado mis alas! ─me anuncia con una alegría desusada en ella; siempre triste, perennemente deprimida.

Lo tomo a broma, porque no sé a qué se refiere.

─No sabía que alguna vez tuviste alas ─y añado, por que de veras así lo siento─: me alegra mucho verte contenta.

─Sé que no puedes verlas, pero tengo unas inmensas alas blancas. Son para protegerme, para proteger a mis amigos y a todo aquél que lo necesite. Me consta que las tengo porque las vi con los ojos de la intuición en el momento en que me fueron restituidas.

No entiendo, y antes de que pueda decírselo, continúa, hablando sin parar, ella que nunca habla.

─Las tenía de pequeña, pero las perdí entrada en la adolescencia, cuando dejé de pensarlas. Creí que ya no las necesitaba y que eran cosas de niña fantasiosa. Para cuando las necesité e intenté volar nuevamente, no pude, y quedé atrapada en la red del dragón que astutamente las había escondido donde ni siquiera con los ojos de la intuición pudiera verlas. Fueron muchos los años en que intenté infructuosamente escapar de la guarida de mi carcelero. Escapé arrastrándome cuando me di cuenta que aunque no podía volar, yo era la que mantenía cerradas las rejas de mi prisión. Una vez fuera, continué moviéndome pegada a la tierra porque había olvidado que aunque no pudiera volar podía caminar. Para cuando logré ponerme de pie había recorrido un largo sendero lleno de soledades y tristezas. Alejada de todos me había mantenido encerrada en un mundo pequeño, avergonzada de que me vieran moverme cual gusano. Hoy tengo nuevamente mis alas. Sé que me tomará tiempo el reaprender a volar en vez de caminar, pero no me cabe duda que puedo hacerlo, porque seres de luz me guían y acompañan.

Se despide y aleja. No puedo ver sus alas y podría pensar que se ha vuelto loca. Sin embargo sé que ha cambiado y hay una gracia especial en sus pasos como si caminara sobre la superficie sin pisar el suelo. Con tristeza me pregunto si alguna vez yo también tuve alas, y qué debo hacer para recuperarlas.

1 comentario:

lucille dijo...

LO de hada lo llevas en la sangre y en esta época de nuestras vidas las alas están saliendo de nuevo o es que ahora las vemos...