jueves, julio 24, 2008

La memoria de los hombres

La memoria de los hombres es corta cuando prometen algo. No estoy hablando de amor, porque de sobra sabemos que el amor no es para siempre y usualmente ni siquiera es sincero. Olvidan las palabras tiernas apenas nos llevan a la cama. Nos duele, pero ese sufrimiento lo conocemos.

Hablo de las pequeñas cosas del diario vivir, de esos pequeños detalles, acciones cotidianas que nosotras hacemos aún sin prometerlas pero que ellos no cumplen aunque hayan empeñado su palabra. A veces son cosas tan insignificantes que imagino que piensan que no importa. Tienen razón, aquello que prometieron usualmente no es importante, pero su olvido es lo que nos va volviendo duras y nos lleva a la desilusión y finalmente a la desconfianza y al desamor.

3 comentarios:

José Miguel dijo...

Me ha sorprendido ese escrito lleno de tanta dureza hacia el hombre. No pienses que por ser hombre me siento aludido, por el contrario se que nunca se debe generalizar por actos de otros. Siempre hay cabida para esa pequeña minoría que sí hace la diferencia.

En la viña del Señor hay de todo y para todos.

Me gustó tu foma de expresarte, te felicito y un abrazo desde mi rincón.

Yeli dijo...

Margret, hay mucha tristeza en tus escritos...
Espero que siempre hayan flores frescas en el jardín de tu corazón y que la vida te haga cosquillas.
Un abrazo
Yeli

mariano dijo...

Cuanta tristeza Margaret. Yo soy hombre y mi musica y mi pintura son los amores que jamas me han dejado, las relaciones con "mis" mujeres....Siempre sufri con las despedidas, pero no creo que "ellas" sean todss iguales. Tampoco los hombres.
Love
mariano