miércoles, febrero 11, 2009

Del dolor y la soledad

─Duele esta soledad ─ me dice.

Y sí, sé que duele. Acaba de terminar una relación y en el proceso de sanar es necesario ese retraimiento. Trato de explicarle que volverá a ser feliz, y mientras, aprenderá a disfrutar de su propia compañía y de la de sus amigas, que estamos cuantas veces nos necesite.

─Pero tú estás tan sola como yo y no te duele ─ insiste.

¿Cómo explicarle que para aquellos que nos hemos alejado de la gente también duele? La única diferencia es que soportamos el dolor de la soledad a cambio de no sentir el dolor de vivir.

2 comentarios:

Supermamá dijo...

De todo se disfruta en la vida...hasta de la soledad cuando es elegida.

Gracias por tu paso a Mi Poemario y espero regreses ...

Un abrazo

La Maga dijo...

Hola: aunque no dejo mensajes te sigo desde hace mucho tiempo, y compruebo que me sigue gustando mucho como escribes, me resuenan mucho tus textos. Besos