jueves, febrero 04, 2010

Limonada

Mi niñez sabe a chocolate caliente y pan de maíz recién horneado por mi madre, sabe a dulce de papaya y de mamey hechos en la casa, y a jugo de limón.

La mejor limonada que he tomado en mi vida la hacía mi madre: “el jugo de un limón, agua, dos cucharaditas de azúcar y la revuelves a la cuenta de cien”. Esa era su receta, me decía, pero por más que lo he intentado nunca he podido hacer una cuyo sabor se acerque a la de ella. Se me ocurre que en su limonada había una dosis de amor, ingrediente adicional que falta en la mía, que en los últimos años cada vez con más frecuencia incluye los limones pero no la azúcar.

3 comentarios:

Carol dijo...

Una cucharada de azúcar son 32 calorías, merece la pena ponerle aunque sea solo una para que se parezca un poco a la de mamá.

Me guardo la receta, seguro que en verano la hago para quitar la sed es lo mejor que hay.

Besos Margret.

lucille dijo...

Margret
Tu limonada aunque no lo sepas también tiene grandes dosis de amor,
la mía con azúcar doble...

|\|0Ur dijo...

Aqui donde estoy siempre tendras una dosis de amor de mi y una de mi mama. beshitossssss