martes, abril 06, 2010

Al vacío

Inés cerró el candado del baúl en que guarda los recuerdos de sus momentos de alegría, los escritos sobre sus sueños y fantasías, y aún aquellos de sus inmensas tristezas. Echó al mar la llave. Las olas van alejando el baúl de la orilla. Ya no lo necesita.

Al vacío, se lanza uno sin peso.

1 comentario:

Marisol dijo...

ME gustaría tener tu baúl para guardar allí unos recuerdos que me duelen en el alma.
Te djeo muchos saludos berlineses.