martes, mayo 11, 2010

La juventud y el amor

Lamenta haber perdido su juventud en pos de un sueño. El sueño del príncipe azul. El del hombre mayor, apuesto y amante que la querría por siempre, cuidándola como si fuera su mayor tesoro. Recuerda cuando de jovencita leía las novelas rosa que alimentaban esa ilusión. Cabecita loca llena de fantasías y quimeras que al paso de los años fue perdiendo. Las fue dejando junto a su juventud, con cada golpe que le dio la vida. Más de una vez pensó haber encontrado el amor, ese hombre perfecto con quien compartir su vida. Ahora, en el presente, sabe que ninguno la amó, y su única satisfacción es saber que tampoco los amó lo suficiente. A más de uno lloró: cuestión de ego piensa. Alguno quedó vagando en su pensamiento sin que haya podido exorcizarlo, pero sabe que alguien siempre deja huellas. Ahora le da igual, ahora son solo memorias de un pasado difícil y penoso, en que nunca llegó a alcanzar el amor.

Si fuera joven otra vez, cuán distinto sería…

2 comentarios:

Silvia Beatriz Giordano© dijo...

Leyendo tu relato, recordé las "novelitas" de Corín Tellado: El hombre mayor y la joven inocente que busca el gran amor y la protección perenne. La realidad habla de otra cosa: el hombre mayor es casado o un idiota celoso y posesivo que a la joven le hace la vida imposible. Tu heroina no está muy errada. Varias han pasado por lo mismo (no es mi caso, aunque sí soporto celos por demás) Me gustó.

|\|0Ur dijo...

Me encanta... Beshitos y besos...... te quiero mucho!