lunes, noviembre 01, 2010

Pensando en positivo

Una de las cosas que más me duele es que se me está escapando la vida. Cada mañana cuando despierto siento el dolor de hacerlo. No quiero otro día, no más días, no quiero la vida. Quiero morirme, descansar, no ser. En los últimos meses pienso constantemente en negativo: no, no, no... Negativo es negro como mis días, como mis noches.

Tengo que comenzar a pensar en positivo: Voy a morirme.

2 comentarios:

Pedro Herrero dijo...

Todos vamos a morirnos, no te quepa duda. Todos guardamos cola. Pero hay gente maleducada que se la salta y se cuela antes de tiempo. Eso no está bien, nada bien. Las prisas no son buenas. Con prisas, las cosas se hacen mal. Por eso, te aconsejo que utilices esa extraordinaria sensibilidad para dejar que la vida siga su curso y te sorprenda cuando menos te lo esperes. No quieras dar tu la sorpresa. Busca la manera de cambiar esos colores. Créeme que merece la pena.

Marisol dijo...

Te dejo este enlace: http://elmundodemarisol.blogspot.com
Cópialo y pégalo. A ver si te ayuda un poco este artículo (es corto).
No quiero saberte así.
Te dejo un fuerte abrazo.