sábado, diciembre 04, 2010

El pasado

Cuando llegó a casa nadie lo reconoció, pero a decir verdad, no lo estábamos esperando. Llegó veinte años más viejo, sucio y con barba y pretendía quedarse. Fui cobarde, nos dijo, me dio miedo la pobreza y el hambre y tantas bocas que mantener.

No lo pensamos mucho. Le echamos los perros para que se fuera.

2 comentarios:

lucille lang correa dijo...

EXCElente cuento TOMA NOTA!

Soledad dijo...

Hola Cascabeles!
Hasta pena me dio del pasado. Mira que echarle los perros al pobrecillo!
Abrazos
Dragoncita