miércoles, julio 07, 2004

Al paso

"Estoy cansada", le dijo la mujer al hombre. " No te preocupes, ya estamos llegando". "No es cuestión de distancia, es que estoy cansada". "¿Qué quieres que haga? Te dije, estamos llegando". "No me entiendes, estoy cansada", y resuelta, se sentó en el suelo.

"Pero ¿qué te pasa, mujer?, si falta tan poco, no te des por vencida." "Lo siento, pero estoy rendida, ni un paso más. No pienso moverme de aquí." "Levántate, yo te ayudo. Si quieres, te cargo." "Eso debiste pensarlo cuando salimos. No cargarme, no pretendía eso, pero ayudarme, sí. Al menos a eso tenía derecho. Ya no. Ya con ayudarme no resuelves nada, sigue tú el camino a tu paso, como has hecho hasta ahora. Yo me quedaré aquí sentada. Y cuando me sienta con fuerzas, reanudo el camino". "Para entonces ya yo estaré lejos..... será más difícil." "Al contrario, será mucho más fácil. Tú estarás lejos y yo iré a mi paso."


1 comentario:

sharu_ dijo...

A veces, todos necesitamos ir a nuestro paso y solos...porque no siempre hay que hablar para sentirnos bien y que el camino se haga más rápido. A veces sólo queremos estar a solas con nuestra soledad...