viernes, marzo 27, 2009

Un cuento con final

─ Regresé ─me dice con esa vocecita prepotente que detesto, pero antes de que pueda reprocharle su ausencia añade ─ imagino que te hice mucha falta.

Y tiene razón, la extrañé, pero igual nunca sé por cuánto tiempo viene. No sé si se quedará el tiempo suficiente para que termine un cuento o lo dejará sin final, como tantos otros.

Decido no contestarle y empezar a escribir. Por el tiempo que esté quiero aprovechar la inspiración.

3 comentarios:

lucille dijo...

a veces la voz me da un hilo conductor que pienso recordare y por castigo luego lo olvido completamente.

esa voz es deliciosa... sabe a mango

lucille dijo...

me encanto el blog oscuro y las letras beige

maría magdalena gabetta dijo...

Esa vocecita que cuando se ausenta sin aviso previo nos deja tristes y desválidos, pero por suerte siempre regresa y también lo hace sin preaviso. Un beso. Me encantó tu blog. Magda